Autor Asier

mayo 18, 2009

Educación Social y BellezaSiempre esperamos que los domingos sean, al menos, día de asueto semanal, soleado preferentemente y aburrido a poder ser. Pues tal es mi suerte, que ninguna de las tres condiciones se cumplen aquí en el Norte: Trabajo (como muchos otros domingos), llueve (como casi siempre) y me divierto con cosas cotidianas y sencillas.

De un año a esta parte, divertirse con el Futbol Club Barcelona, se está convirtiendo en parte de esa cotidianidad: virtuosismo, belleza, espectáculo, sinfonía. Son algunos de los epígrafes que acompañan al conjunto culé en sus viajes balompédicos. Divierten y atraen a las masas para hacernos sentir más inteligentes, más altos/as y más guapos/as. Luego de mirarnos en el espejo, no nos importa vernos tan bajos, tan riquiños (que viene a ser en galego una metáfora de “la fealdad” ) y encima Educadores Sociales.

Desde Darwin, que indicó en sus trabajos la importancia de la expresión emocional para la supervivencia y la adaptación, pasando por la supremacía generacional de la Inteligencia cognitiva y el coeficiente intelectual, como motor de desarrollo y progreso personal, hasta Goleman, en su ya célebre obra sobre la Inteligencia Emocional, muchos han sido los investigadores que nos han hablado del intelecto y las cosas del saber. Del Saber Vivir también, aunque para ello se hayan llevado por delante al señor Torreiglesias.

Leo atentamente, en otros foros cercanos, como la belleza facilita la búsqueda de trabajo o la toma de decisiones. Gente atractiva que, por atraer, atraen hasta la suerte. Ya lo decía aquel proverbio chino, que “más vale una cucharada de suerte, que un barril de sabiduría”.

Ane no es china, pero parece de porcelana. Tiene 24 años, es gipuzkoana y acaba de ser proclamada Miss Euskadi 2009. Algunos/as dirán que qué suerte ha tenido, que quizás no sea tan lista ni inteligente como ellos/as, o que lo ha tenido todo mascado en la vida, sin haberla conocido. Como criticar es deporte popular en este país (incluido el de Patxi Lopez), me quedo con el contrapunto de uno de esos sabios anónimos que da la red de vez en cuando: “El mundo está hecho para los guapos, pero no creo que sea más injusto que si estuviera hecho para los inteligentes“. Dani dixit.

Por cierto, Ane Mendizabal, la chica de la foto de arriba, es Educadora Social. Por si las moscas.

Conclusión o Moraleja corporativa: La belleza no está reñida con la inteligencia.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Yo últimamente estoy llegando a la dolorosa conclusión de que la belleza sí que tiene que ver con la inteligencia. Es decir, alguien que se preocupa por su imagen está siendo inteligente ya que es una gran estrategia de triunfo. Digamos que es una inteligencia instrumental.

    Quien me está ayudando a pensar así es la Madre Naturaleza. Los pétalos de las flores han de ser lo más bellos posible para que los insectos las polinicen… Los pavos reales han de tener las plumas más atractivas para que la hembra se fije en ellos, y no para tener sexo (ya que las aves no tienen sexo por placer), sino para que la especie sobreviva…

    No sé, quizá invertir en la propia belleza para gustar a los demás sea algo realmente inteligente. Y creedme que, como estudiante de educación social que soy, para mí es difícil estar aceptando esto xD

    Un saludo.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.