Autor Iñigo

diciembre 3, 2009

Cartel de La OlaEn ocasiones todo encaja como en un puzzle perfecto, como si un artista de las simetrías cerrara el circulo formando una perfecta circunferencia y todo cobrara sentido.

Eso sentí el otro día en una conversación con unos chavales. Ese mismo día había visto una película llamada ‘La Ola‘, en la que un profesor experimenta con su alumnado con el tema de fondo de la autocracia.

Lo interesante de la película, es ver cómo se le va de las manos y como lo que pretendía ser simulado, llega a convertirse en real, en un problema real, llegando el grupo a actitudes fascistas de una forma rápida y sencilla, casi sin ser conscientes, arropados por la protección del grupo.

En este sentido, logra conectar con las jóvenes y los jóvenes, como descubrí esa misma tarde cuando, sorprendentemente y sin yo plantear el tema, varios chavales me comentaron que la habían visto y que les había gustado.

A colación de ésto, empezamos a hablar de lo distintos que son los jóvenes que forman su grupo, de lo enriquecedor que es que coexistan diferentes opiniones para crecer, para abrir la mente. Comentamos, que si todos pensaran igual no avanzarían.

Además, destacamos el hecho de que se respetasen a pesar de sus diferencias, lo cuál dice mucho de ellos, aunque quizá no sean del todo conscientes.

Como veis, a veces pasan cosas que no esperaríamos. De hecho, algunas veces podemos intentar sacar un tema de manera un poco forzada, costándonos gran esfuerzo, y otras veces, surge como un destello, inesperado y perfecto, que toma forma de oportunidad

Estar ahí en ese momento, no sé a qué responde, a criterio de cada uno y cada una dejo la respuesta: coincidencia, destino, suerte…

PD: Os recomiendo en todo caso la película, ya que da para conversar mucho con jóvenes, aunque como en otras películas de este estilo, no logre transmitir toda la veracidad posible en su historia, siendo en mi opinión, un poco forzada, artificial.

Aún así, queda comprobado que cumple su cometido en cuanto a conexión con jóvenes y en cuanto a su pertinencia para la reflexión.

Sobre el autor

Iñigo

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Precisamente ayer, propusimos a un grupo de adolescentes qué película les apetecia ver esta tarde. Sin esperarlo, la propuesta les motivó tanto que nuestras espectativas se vieron en creces superadas, pues las propuestas de los chavales no nos dejaron de sorprender: La lista de Schidler, el pianista, el diario de Anna Frank, Sin nombre, la vida es bella… y sorprendente que ellos aceptaran y apoyaran tambien nuestras propuestas. Hoy no esta claro aún qué película veremos. Pero eso és lo de menos, yo me quedo con el momento de ayer: el dialogo, la reflexión, la escucha activa y el respeto e ilusión que mostraron en sus propuestas. La película que nos recomiendas, sin duda la añadiré al saco de propuestas. Gracias por esta inesperada reflexion que hago coincidir con mi realidad cuotidiana. Es toda una oportunidad.

  2. Estas pequeñas cosas de nuestra vida cotidiana como educadores, hacen grandes esta profesión.
    ¿Quizá es que no son tan pequeñas?
    Gracias por compartir con nosotros tu experiencia.
    Ya nos contarás que película ponéis finalmente. Un abrazo.

  3. Al final apareció una de las chicas con una película: El niño del pijama de rayas. Lo sorprendente las preguntas que se hacían en voz alta: porqué estan encerrados, porqué los matan, quien es Hitler?… Y la respuesta realmente inquietante por la gran confusión que algunos tienen: » Hitler es como ese de la gorra con una estrella que vive en una isla no?» ( refiriéndose al Che Guevara) divina adolescencia!!!!!

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.