7 Comentarios

Autor Aitorziza

April 19, 2010

S.O.eSe otro

Hace unos días, una conocida, que trabaja como profesora en un centro escolar, me pidió consejo, sobre un alumno que le presentaba diversas problemáticas. Para que sea más ameno, lo presentaremos en forma de carta con las propias expresiones del menor.

Querido diario:

¡Hola! me llamo “Fleky” y tengo 15 años. Mi vida desde pequeño ha sido “una puta mierda”. Tuve la mala suerte de nacer y además me tocaron en suerte unos padres incapaces de cuidarme, y que te voy a decir de educarme.

Mi padre “el borrachuzo”, siempre estaba pegando y maltratando a mi “vieja”, la cual es una pobre mujer que no tuvo las agallas de separarse hasta hace bien poco. Ahora cada uno tiene su vida, pero siguen siendo los inútiles de siempre, que no tienen ni idea de tratar a un adolescente como yo.

En este momento vivo en casa con mi madre y mi hermano mayor, hago lo que quiero y cuando no puedo ¡ya sé lo que tengo que hacer!, me he convertido en una persona díscola, mentirosa y manipuladora, pero a la vez soy cercano y agradable ¡vamos que me lo sé hacer!. Tanto en casa como en el cole tengo problemas, ¡ya sabes! me encanta la fiesta y la noche, botellón, cannabis y ahora me regalan “coca” ¡qué guay!, esto me trae conflictos en casa, ¡discuto y pierdo el respeto a “la vieja”!, también le robo y todo eso…

Por dar “problemas”, me llevaron a donde “la listilla” de la psiquiatra. Se cree que me conoce, por verme 1h cada 15 días ¡como flipa!. Además la engaño como quiero, me da medicamentos que tomo cuando me sale de la polla, a veces porque estoy depre y… otras veces los vendo ¡la peña se mete de todo!.

Cuando me desfaso demasiado, y la armo muy gorda ¡pues hago el paripé de que me suicido! tomo más pastillas de la cuenta ¡pero tranqui que está controlado! y luego no les queda más remedio que perdonarme, después de ingresarme unos días en la puta unidad de psiquiatría del hospital ¡pero bueno todo pasa, no!.

¡Ah, por cierto!, no te lo había dicho, pero soy MARICÓN, pero maricón, maricón (no como mi hermano, que es GAY, el muy finolis). Ser maricón es muy caro, ya sabes todo el día ir arreglado, con ropa nueva… y eso ¡claro! empieza a ser un problema, puedo hacer “trapis” con la droga, pero se saca poco y hay un modo más fácil ¡qué más da que te den por culo y chupar 4 pollas!, además me gusta y saco unas pelillas ¡eh no te creas que lo hago con cualquiera!. Espero que “Raffy” no se entere, es mi novio y vive en Barcelona, aun no le conozco en persona (solo por internet y teléfono) es más mono ¡estoy super pillado!, en cuanto pueda me voy a vivir con él…

La verdad es que necesito ayuda, lo sé, pero no pienso renunciar a nada de lo que me gusta (moda, drogas, sexo, alcohol…). Ahora, después de contarlo me siento mucho mejor, igualito que cuando hablo con mi profe en el cole ¡es más maja!, le cuanto toda mi mierda y parece que me quito un peso de encima… ¡hasta la próxima!.

FLEKY

Sobre el autor

Aitorziza

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Este caso, me recuerda a otro que tuve hará más de un año en un centro educativo. Este caso no llegaba al nivel de riesgo de este que nos presentas. Pero tenía algunos paralelismos.

    En mi caso, hubo que trabajar tanto con la profesora como con el chaval. Ya que muchas veces (no se si es en este caso) la profesora entra en un rol de sobreprotección, de implicación excesiva y hay que ayudarla a tomar distancia y perspectiva.
    Con el chaval, se puede trabajar desde otra figura de referencia ( educador ) y si es posible y con su permiso, con la familia.

    La verdad es, que es un caso complicado y aunque creemos en su petición de ayuda, no sabemos hasta que punto está dispuesto a dar pasos (…no pienso renunciar a nada de lo que me gusta…)

    Animo Aitorziza, en todo caso es un reto como educador. Un abrazo

  2. es un caso complicadisimo: en un pais en el que LA UNICA DIVERSION ASEQUIBLE es el alcohol, y a veces las drogas, ¿que se puede esperar?

    ademas de que el chaval, por lo que dice, no es muy listo: no le gusta lo que hace su viejo (borrachuzo segun el), y el hace EXACTAMENTE: botellon

  3. (continuo el comentario porque el ordenador esta tonto y no me ha dejado terminarlo, estos jodios chismes modernos…)

    lo que iba diciendo: que el chaval hace EXACTAMENTE lo mismo que su padre: ser un borrachuzo, hacer botellon (es lo mismo)

    yo le preguntaria porque el tambien se emborracha cuando a su padre le llama borrachuzo (despectivo)

    cada vez que le veais borracho, llamadle borrachuzo, de forma que SE DE CUENTA DE QUE ESTA COMETIENDO EXACTAMENTE LOS MISMOS ERRORES QUE “EL INUTIL DE SIEMPRE” DE SU VIEJO, y que si sigue asi se va a quedar igual que el borrachuzo inutil de su viejo (o peor aun, ya que se droga) pero sin ofenderle

    lo del tema de que es maricon y le dan por… y chupa…y de que encima le gustan esas cosas tan “fecales”, supongo que sera mentira y se esta burlando de vosotros

    en serio, cosas asi de maricones de esos creo que es imposible que puedan gustar

  4. A ver… sobre Pelanas y los pollos del Evo Morales, me abstengo… porque he decidido no perder el tiempo esta noche…
    Soy profesor (y antiguo educador, de profesión, no que no sea profesor-educador) y reconozco que en este profesión la salud mental brilla por su ausencia, y por tanto, creo que será fácil que ejerca la sobreprotección sobre el alumno…. Se puede recurrir a la figura del orientador (si está disponible y accesible) como actor indirecto inicialmente en la relación de ayuda profesor alumno. Por otro lado, con respecto a la figura del psiquiatra, creo que esté al tanto de lo que sucede, otra cosa es lo que nos cuente el adolescente “de como le maneja”… de todas formas, se puede pedir cita con el psiquiatra, es nuestra obligación el informarle.
    También hay que reconocer que todos permitimos que nos ayuden hasta donde nosotros queremos…así que tenemos que ser conscientes que este proceso puede ser largo y él mismo está marcando sus límites con el psiquiatra.
    Ah, una vez hecha la valoración de la situación, la familia debe estar informada, porque mal que nos pese y sabiendo la dejación de funciones, no dejan de ser sus tutores legales (siempre puede suceder que os denuncien porque piensan que han sido “engañados y manipulados”..ancha es Castilla…). Ah, tambien debe ser informada, si el caso lo requiere 8por lo que se cuenta aquí, creo que sí) servicios sociales.
    Tengo la impresión que estoy soltando ideas sueltas e inconexas entre ellas….
    Sobre la vivencia de su homosexualidad,…no creo que haya problemas, el se reconoce (o eso intuimos en la carta)…. sobre la forma de divertirse que el considera gay, considero que tiene más relación con la historia personal que está viviendo que con un rechazo o un proceso traumático de su sexualidad…porque tambien hay heteros que llevan ese estilo de vida (Paris Hilton dixit).

    Espero haber ayudado.

  5. En el caso que nos ocupa, familia, colegio, psiquiatra, servicios sociales… intentan dar la ayuda necesaria al chico (a veces de forma descoordinada, en otras intentando hacerlo en comun), no faltan los consejos ni las buenas intenciones, pero como bien dice Roberto “luego hay que dejarse ayudar”.
    El chico tiene un cuadro bastante complicado (problemas psicologicos, familia desestructurada, maltarto en el seno de la familia, fracaso escolar, ingesta de alcohol y drogas, trapicheos, escarceo en el mundo de la prostitución…).
    Por todo ello, segun mi opinión, lo primero seria una puesta en comun de todos los agentes que intervienen y ver por donde empezar (incluido el chico, que diga hasta donde quiere ser ayudado, si no es así poco o nada se podría hacer).
    Despues establecer de que manera le puede ayudar cada uno, a veces todos creemos saber de todo y no es así, cada uno que se dedique a lo suyo, pero informando al resto.
    Por otro lado, a mi conocida la he dicho que tome distancia, que no se deje utilizar, que no la tome como a “una colega” que le puede contar todo, escucharle si pero siempre que tenga un cambio de actitud o se vayan viendo cambios significativos. Si no fuese asi y sintiendolo mucho, que se busque otro telefono de la esperanza.
    Por ultimo, y este consejo es para el pelanas, decirte que la homosexualidad no es una enfermedad, sino una opcion sexual (como cualquier otra) y segun tus comentarios homofogos, no pareces entenderlo. Que quede claro, que el problema del chico, no es ser homosexual.

  6. pero en este caso en particular, el ser homosexual, le hace meterse en el mundo de la prostitucion (lo dice el mismo, y ademas dice que le gusta y todo)

    en general, lo del tema de los homosexuales, me da la sensacion de que en realidad solo es gente viciosa que solo busca puro vicio, y ya tienen tanto vicio dentro que les da igual tirarse a gente de su sexo contrario o de su mismo sexo

    puede que no todos busquen vicio, y haya gente que busque gente buena con quien casarse, aunque sea de su mismo sexo, pero creo que en realidad son muy pocos, contados con los dedos de las manos

    y precisamente, lo que dice el chaval que hace por dinero (prostituirse), y encima gustandole, no puede ser otra cosa que vicio

    ¡¿y con solo 15 años prostituyendose por gusto y por dinero?! ese chaval es un vicioso de ordago, y no tiene perdon de dios

    cuando tenga mi edad (29 años) prefiero no saberlo….

    veremos si no acaba siendo un pedrasta asqueroso de esos

    incluso me extraña que todo eso sea cierto, aseguraros de que no os este tomando el pelo

    ————

    cambiando de tema:
    el tema del alcohol y las drogas, mientras no haya ocio barato y en condiciones, muy muy poco se puede hacer

    para los jovenes, la salud esta subordinada a la diversion

  7. ¡Qué lio!

    Muy bien resumida la carta… Transmite esa sensación que muchos hemos vivido alguna vez de ¿y por dónde empiezo yo ahora?

    ¡Es tan desesperante ver cómo una vida tan jóven va cayendo por la pendiente!

    No soy educador social, pero creo que para estos casos tenéis una función excelente: proporcionar alternativas (por ejemplo, un lugar o actividades sesguras de ocio), ser referentes (un adulto que es capaz de relacionarse conmigo y no está en esas dinámicas autodestructivas, ni pierde los nervios), incluso a veces, proporcionar un espacio donde vivir un tiempo hasta que me re-encuetre, sin tener que romper con mi familia (serán un desastre, pero son mis raices y puede que las únicas personas que vayan a seguir en mi vida cuando cumpla los 18) ni estar encerrado.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__