Autor lucce

junio 15, 2010

Clase de InstitutoLa inclusión de la figura del Educador o Educadora Social dentro de los centros de enseñanza reglada sigue extendiéndose en muchas partes del Estado. Ahora es el turno de las Islas Baleares, comunidad que ha decidido implantar a este profesional en sus institutos de Educación Secundaria.

Esta decisión se ha tomado como consecuencia del balance que ha arrojado el último curso escolar, en el cual ya han estado trabajando Educadores y Educadoras y se ha podido comprobar que se ha roto el ciclo ‘mal comprotamiento-amonestación-expulsión’ y ha abierto nuevas vías para que el joven recupere el interés por los estudios.

Así, para el próximo curso, desde las consejerías de Asuntos Sociales, Promoción y Inmigración, y Educación y Cultura, se ha propuesto la figura profesional de técnico de intervención socioeducativa, un educador social que tiene como objetivo trabajar con aquellos alumnos que están en riesgo de exclusión social en los institutos.

Con la figura del técnico de intervención socioeducativa, se pretende avanzar en la prevención del conflicto en el ámbito educativo implicando a las familias y los servicios sociales comunitarios.

Buenas noticias, en definitiva, para el avance de nuestra profesión y para un mayor reconocimiento de nuestro trabajo. Como decía al principio, ya son varias las comunidades autónomas que están apostando por la inclusión de los Educadores y Educadoras Sociales en los centros de enseñanza, hecho que desde el EducaBlog aplaudimos y que hemos apoyado desde el principio.

Vía: Libertad Balear

Sobre el autor

lucce

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Hola soy estudiante de educación social, después de leer el articulo confío en que en un futuro la figura del educador/a este presente en cada colegio y en cada instituto, no para trabajar unicamente en romper el ciclo ‘mal comprotamiento-amonestación-expulsión’, que no es poco, pero que nos limita a actuar siempre como solucionador de problema y figura complementaria, sino para aportar nuestro granito de arena en la formación socio-educativa de todos los alumnos en colaboración con toda la comunidad educativa y el entorno.

  2. Resulta muy positivo que otra comunidad se sume a la idea de la necesidad de que en los Institutos haya educadores que ayuden a la institución escolar a adaptarse a las nuevas realidades y a dar respuesta a toda una serie de necesidades frente a las que ni las familias ni los profesores saben como enfrentarse.

    El educador puede ser el apoyo para esos alumnos que actualmente están quedando excluidos del sistema educativo provocando que también lo estén en un futuro de la Sociedad.
    El educador puede participar en la definición de planes de atención a la diversidad, así como en programas que fomenten la motivación de los alumnos i la mejora de la convivencia en los centros. También puede fomentar la participación y implicación de les familias en el funcionamiento del centro i en la educación de sus hijos, algo fundamental.

  3. Estoy de acuerdo que se abran en los institutos de secundaria ,otras manera de llevar la enseñanza que no se basen solo en castigos a base de amonestaciones i expulsiones ,de esta manera se podrá motivar a esos alumnos que han perdido todo el interés por el estudio evitando el efecto rebote y el rechazo por la comunidad educativa

  4. Como el resto de comentaristas me sumo a la satisfacción que me produce leer noticias como éstas. Estoy de acuerdo con Lidia cuando habla de la idea de futuro, donde volquemos nuestro interés en lo que resulta verdaderamente fundamental para el desarrollo de las personas, la educación, y en concreto la mejora o la adaptación de ésta a las problemáticas que se encuentran desde hace ya un tiempo y a las que no se ha podido hacer frente. Por éste motivo creo que es de gran importancia que se considere la figura del educador social como miembro fundamental de un equipo disciplinar. Hoy en día el educador está muy reconocido como profesional en la educación no formal; esa educación que está dirigida a las “causas pérdidas” como dicen algunos, que se ocupa de lo que la categorización educativa ha creado. Pero si somos realistas el absentismo escolar, el fracaso escolar, el rechazo a la escuela, las dificultades de convivencia y el conflicto en las aulas son situaciones que se dan en la mayoría de institutos y colegios. Los profesores no han podido o sabido hacer frente y arrastran éstas realidades curso tras curso, demacrándose y agotándose profesional y psicológicamente. ¿Para cuando el derecho de los alumnos, de los profesores, de las familias, de un profesional que pueda y sepa hacer frente a éstas realidades?

  5. Hola,
    Encuentro muy interesante el debate abierto sobre los educadores sociales en las escuelas. Me alegra saber que en Baleares se incorporó hace un par de curso,s pues creo que su labor puede ser muy importante si queremos caminar hacia una escuela inclusiva con la implicación de toda la comunidad educativa. Creo que el educador podría ser una figura clave para mediar y construir puentes entre docentes, famílias, entorno (otras entidades y servicios)… La situación actual en el sistema escolar necesita un cambio profundo donde toda la comunidad se implique y se responsabilice de una mejor educación… En las programaciones de los educadores que trabajan en escuelas, ¿esta previsto diseñar estrategias para mejorar los vínculos entre los diferentes agentes educativos? ¿Y concretamente entre famílias y escuela?

    Saludos

    Noël

  6. Hola soy estudiante de Educación Social en la UOC.
    La noticia de la inclusión de la figura del educador en los centros escolares es muy interensante per creo que plantae dos dificultades
    alcanzar un grado pleno de desarrollo en el àmbito escolar.
    Por un lado su encaje con otros profesionales, los docentes, psixcopedagogos, psicologos, trabajadores sociales, etc. Por otro lado definir las
    funciones del mismo. Hasta ahora la presencia de educadores o integradores sociales se abre en centros con alumnos que presentan situaciones de
    riesgo de exclusión donde encontramos problemas de absentismo, convivencia, fracaso y abandono escolar.
    Desde la institución escolar se identifica al educador como un apoyo para estas situaciones, aunque creo que nuestra función és introducir un concepto
    de educación que traspasa los límites de la coordinación de distintos profesionales por un trabajo colaborativo que rompe las paredes entre escuela y sociedad.
    Que pensais?

  7. Hola, soy estudiante de educación social.
    Es interessante saber que poco a poco la figura del educador social se va incluiendo en los centros escolares, ya que és tan importante como necesaria.
    Depende de las necesidades de cada centro su presencia és essencial, como ya se ha comentado, se entiende el papel del educador social com el que se ocupa de los alumnos más problemáticos, en situació de exclusión social etc… por eso los centros con el porcentaje més alto de absentismo escolar, de immigrantes, fracaso.. són los que hay más possibilidades de la intervención de ellos.
    Como dice Núria, creo que su función va más allá de una educación dirigida al alumno, sinó que se intenta actuar también a través de las familias y la sociedad, para conscienciar a todos de conseguir una educación mejor.

    Buenas noches!

  8. Hola a todos,
    el debate que habéis abierto es muy interesante. Yo en primer lugar quería decir que estoy muy de acuerdo con lo que dicen Patricia y Nuria: no podemos ver al educador como la ultima esperanza para las «causas perdidas» o como la ultima persona que puede intentar el milagro. Esta puede ser una parte del trabajo del educador visto que esta figura profesional puede manejar, gracias a las herramientas propias de su trabajo, casos difíciles por diferentes motivos pero, que solo se recurra a el solo para tales cuestiones es limitar su trabajo. Creo que la figura del educador es la que puede evitar que las posibilidades se transformen en hechos pero también fomentarlo; la escuela está perdiendo (o ha perdido) el papel central y la importancia que tenia antes porque desde esta institución no se ha sabido ni ver un poco más allá y ni interpretar lo que estaba pasando en los centros escolares. Ahora ya es un poco tarde pero mi opinión es que se puede empezar a trabajar todos en el mismo sentido y con el mismo objetivo que es que la escuela no solo enseñe las acciones básicas (leer, escribir, calcular) sino que pueda suplir las lacunas educativas que se dan en muchas familias ( de todas las clases sociales) y revalorizar y dar importancia a los valores socio-comunitarios que el individualismo típico de nuestros tiempos ha debilitado. Si se le puede volver a transmitir a los estudiantes tales valores, seguro que se rebajarian los casos de violencia, fracaso escolar ec..

  9. ¡Hola a todos!

    Enhorabuena por el interesante debate que se ha ido creando, me sumo a vuestras aportaciones y me alegro de que poco a poco se reconozca está profesión desde la educación formal, aunque aún queda mucho camino por hacer, por definir, y aplicar…Lo que más mal me sabe es el porcentaje de educadores/as sociales en Cataluña, bastante más bajo que en otras comunidades autónomas.

    Se ha hablado mucho de las funciones de este profesional y en la necesidad de definirlas. Por otro lado, a menudo se le considera un «apagafuegos», ya que, se focaliza en la resolución de actuaciones y situaciones problemáticas. Y como bien habéis dicho, es mucho más que eso. La escuela crea personas y ese es el verdadero trabajo educativo, crear personas críticas, solidarias, tolerantes, pensativas, con inquietudes, etc…Realmente el educador puede hacer de la escula una comunidad educativa cohesionada, participativa y sobretodo equitativa. Des de mi punto de vista, el educador, podría hacer muchísimas más funciones de las que se le asignan, como por ejemplo tener un departamento de Orientación, impartir asignaturas o créditos de ética, dinámica de grupos, ciudadania, etc, proyectos interculturales y socioeducativos, en los que el alumno participe en su elaboración e implementación, etc… ¿Qué pensais?

  10. Hola,

    És cierto que la escuela tiene que adoptar una perspectiva socioeducativa, también lo és que el educador puede aportar metodologías y intervenciones desde su campo profesional que puede ser muy positivo para un centro escolar. Pero también pienso que tampoco sería positivo la inclusión del educador «a toda costa», es algo a lo que le he ido dando vueltas después de una charla por parte de un educador del raval. El perfil del educador puede ser muy pero que muy provechoso para aquellos centros que lo necesiten, tanto en orientación al equipo docente como en la atención a los alumnos, pero también es cierto que hay centros en los que no hace falta un educador. Desde mi punto de vista…

    Jesús

  11. Buenas noches a todos!!

    Muy interesante el debate que ha suscitado la noticia de la inclusión de los educadores sociales en centros educativos de las Baleares. Comparto algunas opiniones que se han mencionado aquí. Está claro que el educador social en las escuelas no puede ser considerado un «apagafuegos», pues su trabajo es mucho mas extensivo. Justamente hace unos días realizamos, un grupo de estudiantes de educación social, una visita a un centro educativo donde una educadora social trabaja a diario. Nos comentaba las lineas de enfoque y trabajo actual: prevención de absentismo escolar y convivencia en el centro educativo. Si bien es cierto que inicialmente realizaba trabajos de «apagafuegos» su trabajo constante le ha reportado en la actualidad reconocimiento y legitimidad en la escuela donde trabaja. También nos comentó, al hilo de lo que ha dicho Jesús, que es posible que en determinados centros escolares no exista la necesidad de un educador social, todo depende del centro escolar y de las necesidades que tenga cada escuela…

  12. Hola a todos,

    Veo que coincidimos aquí muchos de la UOC.

    Referente al tema de las funciones de los educadores sociales, yo creo que deberiamos verlos no sólo como mediadores en situaciones conflictivas y como un preventivo para determinados alumnos en situación de exclusión. Los educadores sociales pueden aportar otra visión del mundo y de la relación educativa, tal como habeis dicho, creando puentes y relacionando alumno/familia/sociedad. La educación formal la mayoría de las veces sólo se basa en los aprendizajes técnicos, pero para la formación de la persona como ente personal y social también són necesarios otro tipo de aprendizajes que nos permitan vivir en sociedad. Des de este punto de vista, el educador social puede aportar mucho ya que puede dotar de herramientas a los sujetos para afrontar conflictos, para construir su propio camino (educativo, personal, social,…) y para insertarse en la sociedad sin perder su subjetividad. El educador puede poner en relación diferentes profesionales y entidades sociales para trabajar des de la integralidad del sujeto y no sólo des de su parte intelectual. Aquí reside la importancia de la incorporación de los educadores sociales: su flexibilidad, su centralidad en la persona como sujeto con potencialidades a desarrollar y sobretodo como sujeto social y su posibilidad para la coordinación y el trabajo cooperativo con demás profesionales y instituciones de la vida del alumno.
    Es por eso que no se debe encasillar al educador social en un espacio ni en una categoria de actuación determinada ya que su actuación puede ser beneficiosa en muchos ámbitos y con muchos tipos de alumnos, no sólo aquellos que se encuentran en riesgo de exclusión.

  13. Buenas tardes, soy otra estudiante de Educación Social de la Universitat Oberta de Catalunya, y me alegra muchísimo leer esta noticia, pues el fracaso escolar está a la orden del día en todas las comunidades autónomas y la figura del educador social me resulta imprescindible en los centros escolares, tanto en los de primaria como en los de secundaria, ya que cuanto antes se atiendan a las necesidades específicas de los alumnos, tanto educativas como conductuales, más alta es la probabilidad de reconducirlo para lograr el éxito académico que le permitirá tener un futuro estable.

    Un saludo desde Barcelona,

    Marta Romero.

  14. Hola a todos!

    la verdad es que esta noticia es extraordinaria,
    gracias a la implantación del perfil del educador social en los institutos de secundaria de las Islas Baleares, el profesional podrá realizar acciones más continuadas y planificadas en el ámbito escolar, de manera que se desvinculará de la idea de ser un «recurso de urgencia». De todas maneras, la incorporación a un ámbito nuevo como el escolar será muy compleja, más aún considerando la falta de regulación de funciones y competencias y el desconocimiento general de esta figura. Creo que el marco del educador social debería estar bien definido y regulado para evitar problemas concernientes a su profesionalidad.

    Y contestando a Jesús, no creo que se trate de «inclusión a toda costa», como bien dices, no cuestiono que existan centros que funcionen y tengan los recursos necesarios para hacerse cargo por ellos mismos de los nuevos retos educativos. Pero en mi opinión, lo que si es positivo de la noticia, es que se da un paso más para vincular ámbitos que estaban enfrentados tradicionalmente (formal-informal), de manera contradictoria si consideramos que la educación de por sí es social y se da en todos los ámbitos. Además, permite la incorporación del profesional en los centros con unas mínimas garantías para poder desarrollar su labor hacia una escuela inclusiva.

    un saludo

  15. Todos de acuerdo en que se trata de una gran noticia . El reconocimiento de la necesidad de la incorporación del ES (educacor/a social) en los centros escolares apunta a un primer paso hacia la transformación de un modelo de educación, hasta ahora, puramente academicista y ofrece, esperemos, no sólo una intervención no sólo dirigida al «problema» si no la posibilidad de profundizar la intervención desde una posición abierta y flexible que tenga en cuenta el reconocimiento del otro a partir del cual ofrecer elementos educativos culturales, sociales que puedan generar su transformación desde una perspectiva global, integral…Procurando, entonces, no sólo sujetos dotados de conocimientos puramente academicistas si no el desarrollo de sujetos sociales que forman y han de formar parte de…Un proceso de crecimiento personal y social que, sin duda, también corresponde al centro educativo, tener en cuenta e incorporar en sus ofertas educativas. A mi parecer, el carácter educativo de la Educación social justifica plenamente su presencia ante las nuevas realidades sociales y el «déficit» por unos motivos u otros, que el sistema escolar presenta para poder lograrlo por sí mismo.
    Jenny

  16. Hola!
    En primer lugar decir que es unánime el sentimiento de felicidad al ver que se cuenta con la figura del educador social en los institutos de Baleares. Es evidente que dada la situación actual es necesario una intervención que abarque diferentes disciplinas y salir del modelo actual de educación. Creo que es necesario , como comenta una compañera, que exista una transformación el modela de educación y que se trabaje el tema del fracaso escolar des de todas las vertientes y no solamante des de la vertiente academicista como hasta ahora. Si bién estoy totalmente de acuerdo de que la figura del educador social en el sistema educativo es enriquecedor y muchas veces indispensable, también estoy de acuerdo con la opinión de un compañero que dice que no podemos actuar como los «apafuegos». Pienso que es una equivocación recurrir a la figura del educador cuando ya se han gastado todas las vías posiblesde actuación y que el hecho de solicitar la entrada de un educador sea el último recurso para salvar la situación que se ha hecho insostenible. Es evidente que la prevención es el mejor sistema para poder evitar males mayores y des de mi punto de vista no se tiene que esperar a «no poder más» para introducir a un educador social, sinó que creo que es una figura que tendria que existir de forma preventiva.

    Olga

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__