Autor Asier

octubre 27, 2010

Bajando a la TierraHace unos meses, en una reunión multidisciplinar de tantas, una trabajadora social venía a despedirse tras muchos meses de coordinación en un caso. Su epitafio fue rotundo: «Dejo el Servicio de Infancia. Me voy a otra área a trabajar. Después de muchos años, llevo bastante cansancio y agotamiento en el trabajo con menores y familias. Un material demasiado nocivo«.

Por tajante, contundente y hasta hiriente que parezca la frase (sobre todo la última), no deja de ser cierta en algunos casos. Cierto es que los Educadores Sociales allí presentes, acostumbrados a usar una terminología mas aséptica (llegando incluso a ser políticamente correctos en demasía), nos quedamos mitad asombrados, mitad avergonzados. Hay gente nociva y familias desestructuradas en la sociedad, en nuestras calles y en nuestras ciudades. Hay personas nocivas y peligrosas para el resto de la sociedad y para sí mismas: en las cárceles, en los centros hospitalarios, en las trincheras, en los océanos, en los despachos municipales, en los partidos políticos y, cómo no, en los Servicios Sociales. Son las menos, afortunadamente, pero las hay.

Surgen problemas y conflictos, personales y de convivencia, en varios recursos de lo Social: en centros o residencias de enfermos psíquicos, en albergues de personas transeúntes o sin techo, en centros de toxicomanías, en hogares o centros de menores, colegios e institutos, en entrevistas personalizadas con familias. Surgen, aparecen, vienen y van. Existen y son nocivas, inaceptables y repudiadas.

Lo demás es negarlo, mirar para otro lado, llamarle a las cosas de otra manera eufemísticamente, relativizar los problemas o conductas disruptivas y querer justificar algunas situaciones injustificadas como «casos aislados». Claro que existen casos aislados, y también existen casos cíclicos y casos crónicos; por eso estos últimos acaban derivando más hacía la Justicia que a la Pedagogía Social.

Por momentos, tengo ciertas dudas en el replanteamiento de nuestro trabajo diario y cotidiano. Una cosa es el discurso pedagógico inherente a nuestra profesión y otra muy distinta, por momentos, es la propia realidad que construimos: la sociedad misma, las familias, los menores y las propias administraciones. Toca mirar el manual personal de cada profesional y reflexionar en torno a estas cuestiones. Estos días atrás me he auto reconocido y he llegado a una conclusión: La afirmación de la trabajadora social es inaceptable a todas luces. Un médico jamás revertiría su malestar o hastío en el hecho de que sus pacientes estuviesen enfermos. Podrán curarse muchos (otros quizás no) y ese debe ser el camino o fin deontológico a perseguir. Lo demás, sigue siendo poner nombres, etiquetas y disculpas a nuestras propias limitaciones.

Tengo miedo a rebajar o no enjuiciar críticamente los discursos y acciones xenófobas y clasistas de nuestros dirigentes políticos. Aceptar el recorte de derechos sociales básicos y universales, así como el de las personas y su derecho a vivir libremente y permanecer allí donde han elegido.

Tengo miedo, porque ayer me di cuenta de que un país como Brasil, que ya supera al nuestro en el ranking de países ricos o desarrollados, ha obrado el milagro desde postulados y mecanismos capitalistas. Un país que supera lentamente las lacras de la pobreza y la violencia elevando a los cielos las políticas productivas y macroeconómicas del viejo sindicalista Lula, y olvida al padre de la construcción y transformación social: Paulo Freire.

Escultura: Marcus Wittmers.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Muy buena Reflexión
    La docencia es una tarea desgastante. Muchas veces las tareas de un maestro exceden su área, teniendo que enfrentarse a distintas problemáticas. Entre lo teórico y lo práctico hay diferencia. Más difícil es en los paises del tercer mundo, en ellos sí es verdaderamente nocivo.
    ¿Para qué futuro educamos?

  2. Excelente.
    Trabajar en la dimension desconocida no significa q este oculta. Lo conflictivo, lo marginal y desgraciado es algo molesto por ser la alarma de ese producto interior bruto.
    Definitivam un profesional de esta area no puede resentirse con el problematico, quiza con el problema, pero ese es otro asunto.

    Si vamos a ser cirujanos, afilemos nuestro bisturi y nuestro pulso. No hay queja posible si hemos decidido mostrar las responsabilidad a quien no desea asumirla.

    Por ultimo, este miedo es el miedo natural de estar parado frente a un abismo. Suena quiza un tanto a demagogia, pero llegara el momento en q tendremos q aunarnos bajo un unico criterio y una sola replica. Me sirve la del maestro Freire.

  3. Gracias Carlos y gracias Jonas. Ojalá tu profecia pedagogica se cumpla, y más con el maestro, pero a decir verdad…¿no será mejor una pedagogía multiteórica? Ver todo desde una misma optica y desde una unica dirección puede cegarnos en exceso y no ver más allá de nosotros mismos.

    En cuanto a la pregunta de Carlos: ¿Para que futuro educamos ? Prefiero pensar en cómo educamos en el presente. Es el primer y más cercano eslabón de lo que será.

    Un saludo

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__