Autor Asier

marzo 14, 2011

Desde hace más de cinco años, nos cruzamos cada mañana de camino al trabajo. Él baja apresuradamente las escaleras del edificio mientras espero el ascensor. Me saluda cordialmente, con la cabeza algo agachada y la frente tapada por su flequillo, mientras va escuchando su MP4. Es un joven de los de hoy, moderno, tímido en apariencia, de buena presencia y educado. Gasta un look muy cool, caracterizado por una melena que va entre lo surfero y lo Justin Bieber, con algunos retazos aznarianos. Sí, han oído bien: educado y joven de hoy. Ya sé que nunca serán como los de antes, pero hoy les toca su parte de protagonismo y reconocimiento; y no duden de que, en un futuro cercano, serán considerados más altos, guapos y mejores personas que los que están por venir.

Antes de conocer a nuestro personaje de hoy, ya lo auguraba el genuino e irrepetible Groucho Marx: “Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna”. Son apariencias, pero quieran o no, siguen vistiendo muy bien las opiniones y prejuicios de la ciudadanía. Me cuentan que el chico es ahorrador, incluso un poco agarrao. Sabe bien cómo gestionar sus caudales públicos u honorarios semanales, esos que con la crisis parecieran haber desaparecido.

No crean, aún así, que se libra de la crítica vecinal. Se oye a través de las paredes y tras las puertas de las diferentes plantas, que vive por encima de sus posibilidades y, o baja su nivel de vida, o le pillará el toro de los recortes como a tod@s. Un toro sin astas, pero que penetra en el estado del bienesta,r tantas veces recurrido y reconocido, dejando entrever la fragilidad del sistema y los déficits humanos. Ese bajo pensamiento de mitad de siglo, que soñaba y exigía la decencia de poder vivir en unas mejores condiciones que las anteriores: “Trabajar para vivir o vivir para trabajar”.

Bosco, que así es su nombre, no habla ni entiende de estos debates antiguos del hambre, la post-guerra y el apretarse el cinturón. Nunca ha vestido éste último, llevando siempre caídos los pantalones, dejando ver los últimos boxers del mercado. El trabajo, la formación y próxima emancipación, son contenidos futuros enmarcados dentro de un contexto de mayores posibilidades que las actuales: crisis, paro, recortes… La excusa perfecta, pero permitida de momento por sus 16 años cumplidos recientemente.

Si no fuera por la exhibición material, a veces morbosa, que generan la última oleada de programas sociales de La Sexta (mansiones, cochazos de lujo, ric@s a doquier…), podría pasar perfectamente por un@ de ell@s. O eso le achacan al pobre, sin haber abierto la boca.

Esta misma mañana, me ha agarrado del hombro por detrás, justo cuando entraba en el Hogar. Me ha saludado, me ha empezado a hablar de las últimas buenas calificaciones escolares que ha tenido en el centro educativo y nos hemos decidido a entrar. Mi lugar de trabajo, su lugar de reposo. Qué gran privilegio el poder contar con un recurso que nunca hubiera podido imaginar a usar ni poseer. Como ven, viviendo por encima de sus posibilidades.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Muy buena la reflexión. Me gustan mucho dos ideas que reflejas en el texto y que me parecen de capital importancia como educadores: la primera es la de ser conscientes de los logros sociales tan importantes de los que disponemos. Es seguro que podrían ser más pero también muchos menos. No conformarse y conquistar más logros no está reñido con el reconocimiento del bienestar social alcanzado.

    Otra idea que resalto es la de la incomunicación, entre personas y grupos. El desconocimiento y el rechazo a lo «diferente», a lo desconocido. Cuanto ganaríamos en bienestar social, cualtural…. si nos comunicáramos más y viviéramos menos de estereotipos.

    Gracias por hacernos reflexionar.

  2. desgraciadamente, asi de pijos y refinaditos son los jovenes de ahora mismo, o al menos, muchos lo parecen

    comparando mi epoca (lo que recuerdo que se hacia justo antes de que se puso de moda el botellon) con la actual:

    FINDES EPOCA NORMAL DEL AÑO

    mi epoca: vamos a los billares a echar unas partidas a la maquina, que nos tiramos toda la tarde jugando al billar el futbolin y la maquina de petacos (total gasto: 100 – 200 ptas cada uno, para un monton de partidas toda la tarde casi sin parar, y otras 100 ptas para el bocata choriso que vende el de los billares) + gamberradas varias

    epoca actual: vamos a privar o vamos al centro comercial a ver ropita y tomarnos una hamburguesita (y si hay suerte, al cine) (total gasto: solo la hamburguesita ya cuesta 3 euros -500 ptas-), y no hacemos gamberradas porque somos unos chicos superfinos y supermodernos y superformales

    FIESTAS-VERANO

    mi epoca: vamos a la playa por la mañana y llevamos la camara de camion, que hay olas grandes, nos subimos los 4 a la vez y ya veras qeu descojonos, y por la tarde a las fiestas, que a las 5-6 de la tarde hay vaquillas y concurso de eruptos y gohitiberas y a las 8 hay cine en la plaza del pueblo, y despues a los autos de choque hasta que empiece el concierto, y si no nos gustas pues nos vamos otra vez a los autos de choque (y no, no habia botellon, solo lo hacian 4 colgaos) y cuando nos aburramos pues nos vamos

    TOTAL UN DIA= playa + vaquillas + concuso eruptos + pelicula + barracas + concierto

    epoca actual: vamos a la playa al mediodia, y como hay olas llevo mi tabla de surf de nosecuantos euros con mi buzo de surfero de nosecuantos euros (total un pastizal) a coger olas, y a las 6-7 de la tarde vamos a por los litros al super, y cada uno pa su casa, y a las 10 en la estacion del metro para ir a privar a las fiestas y dar algunas vueltas por ahi (ni autos de choque ni barracas ni nada, porque todo ese dinero PREFERIMOS GASTARLO EN ALCOHOL, AUNQUE SEA TODAVIA MAS CARO, incluso muchas veces ni siquiera a ver el concierto) y cuando ya no vayamos a beber mas, nos vamos

    TOTAL UN DIA= playa + alcohol/drogas + (a veces) concierto

    NAVIDADES

    mi epoca: el PIN: 450 ptas (250 ptas con el carnet de superbat -aun lo conservo-) y a las barracas y autos de choque desde la mañana hasta casi la noche, vamos muchos dias y de forma habitual), y similares, y si no apetece, pues a los billares (finde normal)
    incluso antes de empezar las vacaciones hacias piras de clase para irte al PIN, que ya estaba abierto y funcionando

    nochevieja= hacer el gamberro y/o preparar alguna, con petardos y bombas de salfuman

    epoca actual: vamos al centro comercial a ver tienditas de ropita pijita de moda hipermegaguay, y la tienda de moviles hipermegaguays, y me lo pido para reyes, y luego nos tomamos una hamburguesita

    nochevieja= alcohol/drogas

    por desgracia, yo no pude hacer todo lo que aqui digo, por culpa de lo autoritarios de mis padres (pero mucha gente conocida lo hacia), pero hoy en dia, y podiendo hacer lo que me de la gana, me aburro muchisimo mas que antes

    me da hasta asco salir a la calle, prefiero irme a cualquier monte cercano (archanda, kobeta, me da igual), que para aburrirme, al menos QUE SEA UN SITIO AGRADABLE, y no la mierda actual, que ya estresa con solo asomarse por la ventana, hasta el aire es disinto desagradable

    y lo peor y lo mas triste de todo es que con las leyes y normas tan pateticas de ahora, no se puede hacer nada para mejorarlo (para que mejorarlo, si asi los de siempre ganan mas dinero…)

  3. Luis, entiendo tu mensaje, pero a mi entender la superficialidad o no de los jovenes de hoy en dia, no es mayor ni distinta que la de los adultos.

    El mundo si es que esta globalizado, es gracias a todos los que lo creamos.

    Y en cuanto a los valores que mencionas, no creo que haya que recuperarlos, pues siguen estando presentes. Otra cosa es que no los veamos tanto como desearíamos o los obviemos en vertiginoso día a día.

    Un saludo, Luis y otro a pelanas .

  4. el problema es que desde muy pequeños, EL ENTORNO en el que viven HASTA LES OBLIGA a ser asi

    hay que enseñarles a SER MAS PASOTAS y QUE LES IMPORTE UNA MIERDA lo que les parezca a los demas

    que cuando hagan algo, tiene que ser POR QUE LES APETECE, por COMODIDAD, nunca PORQUE ESTE DE MODA O LO ANUNCIEN

  5. Creo que nuestro futuro esta en los niños y si tan solo uno como padre o madre de familia dieramos el 100% en la educacion de valores a nuestros hijos, mejorarian mucho las cosas. Lo importante es enseñarlos a crear sus propias oportunidades a hacerlos fuertes ante la frustracion de que las cosas no salen como uno quiere, y que aun asi, no pasa nada, solo hay que seguir intentando. Debemos de dejar de ver apariencias y ver mas alla de lo que uno como humano necesita verdaderamente que es el amor y el respeto por los demas pero sobre todo por uno mismo.

  6. Quizas es el reflejo de la socieda en la que viven, se promulga el ser mas que….tener más que…..vivir mejor que…. y mientras todo ha ido bien no hay problema, el problema surge cuando las cosas van mal y se notan muchos las diferencias. Como dicen algun@s las apariencias engañan, hay que conocer para opinar.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.