Autor Iñigo

October 18, 2011

La raíz de la Educación Social

Educere: guiar, conducir.

Educare: Formar, instruir.

Socialis: Perteneciente o relativo a la sociedad.

Societas: Conjunto de individuos que interaccionan entre sí y comparten ciertos rasgos culturales esenciales cooperando para alcanzar metas comunes.

Socializar: promover condiciones sociales que, independientemente de las relaciones con el estado, favorezcan en los seres humanos el desarrollo integral de la persona.

Socialización: proceso a través del cual los individuos aprenden e interiorizan las normas y los valores de una determinada sociedad y cultura específica para desempeñar con éxito la interacción social.

Me resulta complicado explicar en qué consiste mi trabajo, cuando te lo preguntan, usuarios, amigas, familiares…, no puedo evitar fruncir el ceño y con un hondo esfuerzo rescatar frases interiorizadas hace tiempo como las que siguen: “Consiste en acompañar”; “en ayudar a las personas”; en “estar ahí”

Con los años de práctica, la inseguridad inicial al explicar mi trabajo, se ha convertido en un texto bien aprendido. La dubitación original, se ha transformado casi en un automatismo que adorno de muy bien justificados ejemplos… “acompañé a tal joven a buscar trabajo”; “le informé de tal recurso”; “le escuché, aconseje”; “le apoyé, le llamé…”. Iría por ahí, sería más o menos así… Es que es difícil de explicar…

La pregunta que sigue, la pregunta que destacaría después en un neón cegador es… ¿Por qué?

Después incluso de trabajar 10 años como Educador Social, sigo teniendo esta duda y no creo ser el único. En mi caso, me he apoyado en el comodín del acompañamiento (acompañar a las personas) como un bastón que con el tiempo se hace superfluo y va desapareciendo hasta que la persona camina por sí misma.

Pensándolo bien, no es una respuesta lo suficientemente fundamentada, es una respuesta llena de experiencias, llena de buenas intenciones, pero falta de reflexión honda y, sobre todo, de una sólida fundamentación. Mi intención no es fustigarme con reproches, ni echar piedras contra mi propio tejado. Mi intención no es apoyar a los detractores de esta profesión, ni empequeñecer nuestra labor profesional. Al contrario, creo que hay que esforzarse en reflexionar y hay que buscar espacios para reposar esta praxis bienintencionada.

No me gustaría que nuestra profesión se viese afectada por la acomodación de la que adolecen otras profesiones, de la falta de autocrítica, de la proacción sin rumbo claro, navegando a la deriva o, quizá peor, a la zaga de otras profesiones, cuál rémora, cuál papagayo que reafirma los fundamentos de otras profesionales (¿más fundamentadas? ¿más valoradas? ¿más legitimadas?)

Tengamos cuidado porque la falta de reflexión nos puede llevar a servir a propósitos a los que en la carrera tan alegremente juramos no servir. No en vano, los ecos que se escuchan sobre la educación social como un elemento de control social no son sólo rumores y en algunos casos se traducen en acciones que poco tienen de educativo y que lamentablemente mucho tienen de contención y/o control.

A veces me parece como si habríamos avanzado poco desde la profesionalización de la acción del voluntariado y desde los tiempos de la caridad. A veces pienso que de estos huecos en la formula de la ecuación vienen las inseguridades, viene el sentimiento de falta de poder, viene incluso la falta de autoestima que desprendemos los y las profesionales.

Sé que en esta averiguación de la causa, falta el análisis de muchos factores, pero estas palabras marcan un inicio, son el principio de una búsqueda en la que me estoy iniciando y espero que me acompañéis curiosos unos e incluso entrometidas otras.

La búsqueda pretende reflexionar sobre la fundamentación y los cimientos mismos de nuestra profesión, procura dotar de poder al profesional, de hacerle sentir legítimo para la acción y en la acción, de que valore su labor desde la valentía, la autocrítica y huyendo de la acomodación y de la inercia.

Alguna otra vez he acudido a la visión de los educadores y educadoras como islas aisladas en el gran océano de la educación social, un poco aturdidos, abrumados por su inmensidad…

Pero al fin y al cabo, yo me pregunto: ¿el agua nos separa o nos une?

Sobre el autor

Iñigo

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Me ha gustado mucho el artículo, la reflexión y el lugar de la duda como acicate para la búsqueda de los cimientos de nuestra profesión. ¿Por qué nos dedicamos a esto?

  2. reparar

    1. tr. Arreglar algo que está roto o estropeado.
    2. tr. Enmendar, corregir o remediar.
    3. tr. Desagraviar, satisfacer al ofendido.
    4. tr. Suspenderse o detenerse por razón de algún inconveniente o tropiezo. U. t. c. prnl.
    5. tr. Oponer una defensa contra el golpe, para librarse de él.
    6. tr. Remediar o precaver un daño o perjuicio.
    7. tr. Restablecer las fuerzas, dar aliento o vigor.
    8. tr. Dicho de un vaciador: Dar la última mano a su obra para quitarle los defectos que saca del molde.
    9. intr. Mirar con cuidado, notar, advertir algo.
    10. intr. Atender, considerar o reflexionar.
    11. intr. Pararse, detenerse o hacer alto en una parte.
    12. prnl. Contenerse o reportarse.

    Control social o reparación, más allá de esto es considerar eufemismo la educación social; el replanteamiento de la profesión pasaría por las bases filosóficas y los posicionamientos (empezando por el sustantivo “profesión”) Especialmente a me gustó leer las tesis de Pedro García Olivo

  3. Melare, creo que no he comprendido, quieres decir que la educación social es siempre control social? tampoco he leido a Pedro García Olivo.

  4. Que dificil es dar cuenta de nuestra profesión, la educación social.

    La palabra “reparar” en sus diversas definiciones nos proporciona algunos significantes válidos para ir cercando cual es el objeto de nuestro trabajo.

  5. yo creo que la razon fundamental de dedicarse a esto, es sobre todo la necesidad de cambiar en lo posible una sociedad en la que no se puede vivir

    lo que yo no comprendo es porque hay que estudiar para ayudar a los demas y hacer el bien (porque esto es basicamente el fundamento de la educacion social)

    ayudar a los demas y hacer el bien es algo que sale de uno mismo, no creo que sea estrictamente necesario estudiar para ello

    ¿un buen padre ha estudiado para ser padre? no ha estudiado NADA para ser buen padre, es algo que sale de uno mismo, es LA INTENCION que se tiene

    el tener que estudiar OBLIGATORIAMENTE una carrera o algun estudio (que ademas de la dificultad que suponga, CUESTA DINERO), lo veo mas bien como una traba ideada por “LOS DE SIEMPRE” (ver otros comentarios mios en este blog), para que mucha gente buena que podria ayudar, pues como no tiene ciertos estudios, que no pueda ayudar

    y asi, asegurar al maximo posible que la mierda de sociedad actual, siga siendo lo mas mierda posible y durante el mayor tiempo posible, y que arreglarla sea lo mas dificil posible (y si ya es imposible pues mejor que mejor)

    y todo por el simple egoismo de unos “CERDOS” (ver otros comentarios mios en este blog)

  6. Cosme no digo que la educación social sea control social, creo que la educación social es un taller de reparaciones de restauración de las supuestas taras de los ciudadanos que desde su propia conformación como tales son evaluados según modelo adscrito a una ideología política que les a provocado esa taras.

    Podré ser más menos integrista en la idea de la educación social, pero primero tendríamos que pesar en el instrumento en que nos hemos convertido y a quién estamos sustituyendo y que peso moral y ético tenemos y que nos ha dado eso poder ¿quienes somo nosotros para decir lo que esta bien mal? cuando el mal o el bien hacia los ciudadanos es provocado por otros; somos mercaderes de lo social nos alegramos cuando el estado saca nuevas políticas sociales por qué tenemos trabajo (los conocidos como nicho de mercado) y no nos planteamos que están creando un mercado con los problemas sociales que están privatizando (no solucionan problemas hasta que no tienen un rendimiento económico de ese problema)

  7. Sí, la obligatoriedad de estudiar una carrera es algo, que en muchos casos, puede dificultar el acceso a buenos profesionales. Además, en muchos casos podríamos cuestionar que la formación y el título no justifican ni aseguran unas buenas prácticas por parte del agente social. Para mí es mucho más importante el deseo, que tener un título. Además actualmente creo que no hay manera de habilitar a una persona que trabaje de educador social, sin tener la carrera hecha. Es una verdadera pena.

    No obstante, no estoy tan seguro con esto que dices de “hacer el bien”, no tengo tan claro que este sea el punto de partida.

    Un saludo.

  8. Somos profesionales que tenemos el objetivo de facilitar y mejorar la circulacion social de los individuaos. Para ello debemos mejorar la autonomia de ellos, entendiendo autonomia, como la capacidad de hacer cambios en su realidad, siempre y cuando ellos, los concideren necesarios. Si logran esto, entonces, habran desarrollado un pensamiento critico, no por criticar, sino por, tener siempre claro que todo se puede mejorar y que lo maximo, lo mejor, la cima de la cuesta, es algo a lo que nunca se llega. Es el horizonte, la utopia de la que habla el poeta, esa que nunca se alcanza, que doy un paso y ella da diez, esa, que tiene como objetivo, hacernos caminar hacia ella. En ese caminar, vamos recogiendo frutos, vamos viviendo y aprendiendo del proceso, que es lo importante. Convencernos de que hemos llegado a lña cima, es muy peligroso, ya que ello, inevitablemente, no nos dejaria mas opcion que comenzar el decenso, desde ese momento, solo podriamos estar empeorando.
    Nuestro trabajo no se valora, ni se volorara, por varios motivos, algunos de ellos: no se llega a ver el producto acabado; al sistema egemonico, no le interesa generar mentes pensantes con capacidad critica; el sistema aprovecha la buena fe de los educadores, para tirarles el fardo de “hacete cargo de los que no vienen a clase, de los que molestan, hace con ellos lo que quieras, pero asegurate de que no me molesten, de que no se vean”, por estos motivos y muchos otros mas, es por lo que nuestra profesion no es valorada.
    Soy un convencido de que en esta profesion, mas que en cualquier otra, es TOTALMENTE NECESARIO ser COHERENTE, no podemos llevar dos vidas, tenemos que ser siempre la misma persona, ya que la persona y no el personaje creado para el momento de trabajo, es la que mas enseña, atarves de sus comportamientos, de sus posturas, de sus gestos, de todas esas cosas que hacemos de forma inconciente y que caemos muy seguido en el error de creer que no so importantes, que no se notan y que lo realmente importante es el discurso profesional. Pero cuando este discurso es creado por un personaje, que no lo acompaña de coherncia en su accionar, pasa a ser SOLAMENTE UN DISCURSO MORALIZANTE y esto se nota y le quita toda la valides.
    MUCHAS GRACIAS POR PERMITIRME CONTAR LO QUE SIENTO Y POR CONTESTARME, CUESTINARME Y OBLIGARME A PENSARME Y RE-PENSARME PARA MEJORAR MI TRABAJO Y MI ENTORNO.

  9. Lo primero, gracias por los interesantes comentarios.
    Por un lado, me parece muy interesante el concepto “reparar”, aunque no creo que la educación social sea una especie de mecánico de la sociedad. Estoy de acuerdo con que la falta de intencionalidad de ciertos profesionales nos puede convertir en meros mecanismos de control del propio sistema, pero precisamente por eso, mi intención es reflexionar hacia una manera de hacer, hacia una identidad más definida, asentada, justificada, compartida y en la que creamos la mayoría, al menos, de las personas que integramos el universo de la educación social. En mi opinión, lo importante no es discutir si controlamos o no… Lo importante es discutir, buscar la raíz, la razón de nuestra intervención.

    Por otro lado, discrepo en parte con respecto a la pertinencia o no de un título universitario. Creo que estamos haciendo un flaco favor a nuestra profesión si afirmamos que cualquiera que tenga buena intención y un extra de motivación está preparado sobradamente, sin un mínimo de formación para ejercer…
    Y si afirmamos ésto ¿Es sólo válido para la Educación Social?

  10. Hola Tote, es necesaria la formación, pero no necesariamente por medio de los títulos académicos y universitarios, pienso yo. Existen grupos de estudio, cursos, talleres, seminarios…

    Me parece apasionante y brillante esta necesidad que aportas de ir a la raiz, reflexionar sobre lo que somos, sobre el objeto de nuestra disciplina. Porque corremos el riesgo de que si no hacemos nosotros esta reflexión, alguien la va a hacer, y nos va a colocar como meros gestores eficaces y productivos en el mejor de los casos. Es algo que nos toca hacer a nosotras!!

  11. Guillermo, totalmente de acuerdo. Hablas sobre facilitar el lazo social, la coherencia, el sentido de nuestra profesión… gracias, creo que debemos seguir investigando y reflexionando sobre todo esto. Un saludo.

  12. Guillermo me encantó leerte, estoy de acuerdo pero un par de cuestiones ¿cuando el entorno en sí no esta por la labor de desarrollar políticas sociales en la línea que tu describes que papel juega la educación social? ¿en este caso sería un trabajo o un estilo de vida? ¿qué ocurre con los educadores que la actualidad no encuentran empleo?

  13. My buenos sus comentarios, pienso que pues para poder transmitir buenos comnocimientos, nosotros como pedagogos tenemos que tener una previa profecion ya se a a manera de titulos, talleres, cursos, entre otros . pero devemos tener una preparacion ya que un educando no solo aprende de la instruccion de conocimientos , si no que tambien principalmente del ejemplo y comportamiento incluido, ya que el maestro dede convertirse en hombre de experiencia que haya reflexionado sobre las contingencias de su propia existencia y que conosca bien el medio social en el cual sus alumnos estaran inmersos.
    tambien el como un educador deve de tener una mentalidad de humanidad y amor por su profecion. Que el tener una profesion es un ejercicio de superacion propia.

  14. Es interesante leer a gente como tu, y saber que aun habemos personas interesadas y sobre todo comprometidas con lo que sucede en la sociedad y sobre todo en la educacion, a pesar de que algunas veces no le encontremos mucho sentido a lo que hacemos, seguimos perseverando, y lo mejor de todo es alcanzar esa satisfaccion que se tiene al poder servirle a este loco mundo circundante.
    Gracias por hacernos reflexionar.
    Saludos.

  15. Es muy interesante lo que escribes, dado que yo estoy estudiando para realizar el mismo trabajo y me he preguntado como es que se define lo que sere terminando la carrera, y una buena opcion es tomar lo que tu nos cuentas en estas lineas puesto que educar no es una tarea muy facil y como bien dices es mejor decir que somos guias para que asi puedan tenener un mejor entendimiento de lo que somo y hacemos y que la misma gente no caiga en esas discusiones de que somos los encargados de la educacion de la toda la sociedad.

  16. Esta semana voy a publicar otro árticulo sobre el tema universitario. Sigamos profundizando en si en verdad es necesario un título universitario para ejercer como profesional.
    Yo creo que no debemos hablar a la ligera sobre este tema, ya que nos jugamos mucho como profesión.
    Por cierto, gracias por vuestra participación, es grato e interesante leeros.

  17. Hola a todos, estoy recién diplomada en Educación Social. Me gustaría poder opinar sobre si es necesario o no obtener un título universitario para ejercer esta profesión.
    Por una parte, creo que un título universitario no te capacita para ser un buen Educador/a Social, ya que debemos tener en cuenta otros factores como la personalidad del sujeto, motivación, aptitudes, vocación…
    Sin embargo, tampoco estoy de acuerdo con la idea de que la motivación y las ganas de ayudar sean suficientes para ejercer la profesión. Desde mi punto de vista, debemos huir de ese estigma de voluntariedad y caridad que en ocasiones se atribuye a la profesión. Creo que es muy dañino ya que disminuye el prestigio de la profesión y de sus profesionales, dando a entender que cualquiera puede ejercer esta profesión.
    En las entidades, ONGs, etc. los voluntarios tienen su sitio y función propia que no debe ser la misma que la de un educador/a social.
    También opino que la raíz de la Educación Social no es ayudar, ya que somos profesionales que cobramos por nuestro trabajo, es decir, trabajamos para vivir, como cualquier otro ciudadano. Yo diría que realizamos una labor educativa “con, para, por y de” la sociedad siempre teniendo en cuenta que nosotros debemos resultar lo más invisibles posible siendo los ciudadanos los sujetos de la acción. Ellos son los protagonistas, nuestra ayuda no es el motor que impulsa los cambios, si no la sociedad en sí misma.
    En definitiva, creo que estas ideas sobre “ayuda, voluntariedad, caridad, etc.” hacen mucho daño a la imagen de esta disciplina que intenta huir de esa orientación asistencial que tanto perjudica a la sociedad.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__