Autor Asier

agosto 22, 2012


Hace mucho tiempo, cuando este que escribe aún era un púber melenudo, un profesor de historia buperiana lanzaba una pregunta al aire, por si algún intrépido colegial se atrevía a recoger el guante: ¿ Era el ideal norteamericano, una meta o un fin en si mismo para l@s ciudadan@s del mundo ?

El afamado eslogan del país de las oportunidades, empezaba a tambalearse (quizás lo hubiera ya hecho antes con la nefasta intervención en Vietnam, pero como uno no había nacido, no fuí consciente de eso) y eran más las voces críticas. Europeas en aquel entonces, en contraposición de la curiosa y actual coyuntura refractaria centro-sudamericana, ante un viejo continente complaciente y despersonalizado.

Pues a mi si me gustaría vivir en EEUU y aspirar a recrear las vidas, emociones y penas de los protagonistas de sus series. Tener una casa unifamiliar, con jardín, piscina y coche deportivo en el garaje – resopló un bisoño quinceañero, más por ir a contracorriente que por convicciones personales. Faltó tiempo para que el linchamiento mediático intra-aulario se iniciase, levantando a las fieras de sus asientos de un solo brinco.

Pongo este valle-inclaniano ejemplo, como oportunidad de escape al rancio determinismo de clase, donde el nivel social en el que moriremos está ligado, o correlacionado probabilísticamente, al nivel social en el que nacimos, de manera que en términos sociales estamos abocados a la inamovilidad. O como he oído este mismo verano en la montaña leonesa: “ Quién para pobre está apuntado, lo mismo le da correr que estar sentado ”.

Corren tiempos oscuros, tanto o más que en la maravillosa Juego de tronos de George R. R. Martin, y hay tantos deberes pendientes que es posible que no nos llegue ni este septiembre ni el que viene. Cierto es que los problemas económicos de este país no tienen que ver con el gasto público (muy por debajo en porcentaje del PIB por cada estado de la U.E), ni con los funcionarios, ni quizás tampoco con los políticos que nos gestionan (bueno, algunos, no todos/as).

Por lo que entiendo u he oído a los doctos en la materia, tenemos un grave problema de endeudamiento (en los mercados, nuestros bancos, con prima de riesgo que genera desconfianza y nos atraganta al pedir dinero prestado…), de poca capacidad de recaudación (por evasión y fraude) y de un sistema productivo centrado durante años en la especulación inmobiliaria (de la que todos/as fuimos villanos, desde el banquero hasta el hipotecado más perverso). Claro que hay excepciones, incluso los habrá en la banca, digo yo.


Pero el artículo de hoy iba encaminado más hacía la autocritica. Me dirijo en clave personalista y ejerciendo un poco de altavoz de profesionales de los servicios públicos, los servicios sociales y toda la ciudadanía que en ellos estamos comprometidos y ejerciendo una labor profesional, asistencial y personal, si me lo permiten.

Y digo autocrítica, porque sin ser uno de los motivos más relevantes o determinantes de estos desequilibrios contables, es cierto y hay que aclarar que el asistencialismo en el que hemos caído una parte de la población de este país, nos ha hecho un flaco favor. Recuerdo noticieros y semanarios al albor de una incipiente unificación europea, donde se informaban de sistemas de producción de riqueza y reparto de las mismas, bajo un paraguas asistencial basado en las subvenciones, ciertamente fatídico: Infraestructuras (líneas de alta velocidad), medio rural/agrario (lacteos, vid, lino, tabaco, hortalizas), medio marítimo (fletán, anchoa), medio industrial (minería, acerias…).

Todo y todos pasaban el cazo por papá macro-estado (UE), desarrollando de tal manera una conciencia colectiva mas pensada en el individuo y el sacar provecho de ello. Es ahora, en épocas de penumbra, cuando nos referimos y echamos en falta una educación cívica y mayor conciencia de estado, de interés general por encima del particular, cuando hasta hace bien poco, el estado social y del bienestar, filtraba casos de pillería e inmovilismo que alertaban a la población, destruyéndose entre ella misma.

Por ello y con afán de haber podido herir sensibilidades e idearios de izquierdas extremadamente obcecadas en que la culpa fue únicamente del chá-chá-chá bursátil y empresarial, me despido con un magnifico epitafio leído recientemente de quien no puedo recordar su autoría:

Triste es que nos enzarcemos entre los agraviados. Así es como los listos se libran ”.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. si no se huvieran dedicado a encarecer brutalmente los precios en la segunda mitad de los 90 (no solo la especulacion inmobiliaria, sino tambien TODO LO DEMAS), pues la gente no se huviera visto obligada a pedir prestamos a los bancos, para poder seguir viviendo bien

    hasta mediados de los 90 tenias de todo: caro y barato, pero si hacias SOLO LO BARATO, tenias cosas de sobra, con un suelducho podias tener coche (viejo), meterte a un pisillo (viejo y en un sitio cutre) y despues del curro te pasabas el resto de la tarde en los billares con los amigos, y te ibas con los amigos a la cervecera todos los sabados y domingos…… y te sobraba dinero

    la ITV (empezo en 1989) te permitia tener un coche cutre y en un estado medianamente aceptable, que CUALQUIERA lo podia mantener, ademas de que la gasolina y los seguros eran infinitamente mas baratos

    pisos los encontrabas por unos pocos millones de pesetas, que te metias a un prestamo de decada y media, y pagabas 4 duros al mes que ni te enterabas de que lo ibas pagando

    y asi hicieron mis padres: un piso en Romo que se caia a cachos, reforma total, que le hicimos una instalacion electrica semi-casera con los cables y cajas por fuera que parecia mas que un piso un taller, y asi ha estado desde 1984 hasta……. antes de este verano que mi vieja se ha metido a reformarlo (bueno, en 1995 cambiamos las ventanas -no todas- porque el ayunta nos obligo a toda la comunidad a reformar el edificio)

    de los 1.750.000 ptas que costo inicialmente, nos metimos a pagarlo en 15 años (hipoteca por el gobierno vasco), y acabamos pagando 3 millones y medio…..en 15 años, que al mes salen a 20.000 pelas (algo escasas), que con cualquier sueldillo de mierda que no llegase a 100.000 pelas lo hacias holgadamente, porque la vida era baratisima

    en 1980 el tren (el viejo, el verde oscuro y amarillo claro, el de los bancos de madera y bombillas roscadas en el techo que pasabas los tunenes y se quedaba el tren a ciegas y las luces ni se encendian o lo hacian ya saliendo del tunel), costaba (segun mi madre) solo 2 duros (desde las arenas hasta bilbao), y en 1993 (ya con los trenes modernos blancos con ralla azul-amarilla y azul oscuro por las ventanas, costaba 100 y pico…… y el metro ahora cuesta 1 euro algo largo (mas de 250 ptas))

    en 1992 una lata pepsi costaba 33 ptas (29 de oferta) y ahora cuesta 45 centimos (75 ptas, lo que costaba en las maquinas expendedoras hace algo mas de 2 decadas)

    jugar a las maquinas y las barracas y lso autos de choque, ya habre hablado bastante por este blog de precios

    un pollo en la cervecera costaba 600 ptas (en 1993-94 ya eran 800, pero con 2 pollos y 2 ensaladas comiamos 6 personas y nos saciabamos bien todos (y yo tragaba como un cerdo, pesaba lo mismo o algo mas con 13-14 años que lo que peso ahora con casi 32)

    en mi infancia tambien disfrute de cosas (no todo lo que pudiera haber sido ni mucho menos por culpa de mi padre), pero aun asi y jodido por mi padre (ver otros comentarios mios por ahi), disfrutaba bastante mas que ahora

    segun mi padre (hablando con el sobre sueldos hace unos 5-6 años): un oficial de 1º de pasteleria SIN EXPERIENCIA DE OFICIAL DE 1º, en 1991 cobraba 135.000 ptas

    EXACTAMENTE LO MISMO, pero hace 5-6 años (hoy en dia) ganaria 165.000 ptas

    y supongo que los demas sueldos habra sido similar, poco mas o menos

    hace 2 decadas hacias INFINITAMENTE MAS COSAS con 135.000, que ahora con 165.000, incluso aunque ganases ahora el doble hacias mas hace 2 decadas con solo la mitad del salario que te pudieran dar ahora (antes de la crisis)

    y asi es como han jodido el pais: encareciendo los precios de forma desproporcionada y abusiva, para obligar a la gente a pedir dinero y endeudarse para todo…….. y en cosa de decada y pico (1996/97-2009) lo han arruinado todo

    ademas del rescate de dinero que nos han tenido que hacer, me suena haber oido algo de que van a tener que pedir un segundo rescate de dinero…………… y como no vuelvan las cosas a la normalidad de hace mas de 2 decadas, los que le quedan……

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.