Autor Asier

marzo 29, 2013

REFLEXIONES DE UN FUTURO EDUCADOR SOCIAL
Hace unos días, nos congratulábamos desde Educablog tras la llegada de un interesante correo. Hemos recibido decenas de ellos, de todo tipo y condición; en su mayoría y afortunadamente, ligados a la profesión de la Educación social. Unos buscando entrevistas con alguno de los miembros de esta bendita familia, otras buscando rellenar los campos del recurrente trabajo de clase en la UNED, comerciales e interactivos los más.

Pero el e-mail de David, era distinto. En su origen y en su posterior definición. Un correo extenso (chapas que diría aquel purista solo ensimismado en si mismo y su quehacer diario), donde volcar una serie de reflexiones desde su estrado de estudiante.

Solo me dedicaré a distinguir o dividir las áreas temáticas que resalta. Dudas tan históricas en la profesión, como necesarias.

PD: Me cuenta David que en su Grado ha obtenido ya, dos matriculas de honor, sin haber sido un estudiante brillante en su largo caminar estudiantil. Con este e-mail, creo que los profesores se han quedado cortos.

SENTIDO DEL GRADO DE EDUCACIÓN SOCIAL: Contenidos y Formación

Creo que la estructura del grado es buena y aunque disfruto mucho con las asignaturas que he estudiado, en algunas de ellas he notado un poco de falta de contenidos y profundidad. En muchos casos parece más una aproximación a… que el desarrollo completo de ciertos conocimientos. Así me hubiera gustado profundizar más en asignaturas cómo psicología, pedagogía, política, comunicación, economía, entre otras. Por ejemplo la asignatura para la que preparo este trabajo «Asesoramiento y consulta en educación social» me parece más un tema que una asignatura. El libro de la asignatura tiene 150 páginas cuyo contenido yo he resumido en 20. No digo que no sea un tema importante, sino que en mi opinión la profundidad no es suficiente para lo que yo espero de una carrera universitaria. Yo estudio en la UNED y mi sensación es que quizá en la universidad a distancia se exige menos o no?

FUTURO DE LA EDUCACIÓN SOCIAL: IDENTIDAD PROFESIONAL EN EL SECTOR

Creo que después de 20 años de Educación Social es hora de que esta profesión desarrolle un cuerpo propio de conocimientos más allá de la batidora de disciplinas que puede aparentar esta carrera. Por supuesto que es lógico que nuestros conocimientos se nutran de la psicología, la pedagogía, el magisterio… pero creo que nosotros también podemos aportar mucho a éstas. Entiendo que la profesión nace en una vocación de intervención, de práctica, pero no comparto la idea de que sean otros profesionales los que diseñen y dirijan.


En ocasiones me ha dado la sensación, al trabajar ciertas materias, que algunos conocimientos más generales, directivos y organizativos quedan reservados a otras titulaciones sin saber muy bien porque. Se que el trabajo principal del educador está en la calle pero, porqué no también en las aulas, en la universidad, en centros de investigación, en la administración …

Creo que el educador social tiene mucho más que aportar, precisamente porque su experiencia se nutre de la calle, de las personas, de la sociedad, creo que es lícito que colaboren o incluso dirijan el desarrollo y la evolución de la sociedad. Así creo que los educadores sociales tienen mucho que decir sobre el futuro de la educación, la organización social, la política… creo que el calificativo «social» nos acredita en muchos más entornos de los que parece que intervenimos.

RECONOCIMIENTO PROFESIONAL Y SOCIAL: HISTORIA PERSONAL

No pretendo parecer demasiado ambicioso o prepotente, solo reflexiono sobre las posibilidades de esta profesión, sin haberla vivido más que desde la barrera. Hace 15 años que colaboro como voluntario en diversas asociaciones, comencé en la animación sociocultural, durante varios años estuve en un piso de reinserción de drogodependientes y desde hace 5 años colaboro en un proyecto de apoyo escolar para jóvenes con medidas judiciales en medio abierto, he participado en proyectos en la cárcel, con enfermos mentales, sintecho, inmigrantes, menores … y son muy pocos los educador sociales que he conocido comparándolo con otros profesionales, psicólogos, trabajadores sociales, docentes…y creo que ninguno al frente de algún proyecto. Además también he echado en falta algún educador social entre mis profesores

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. «Creo que después de 20 años de Educación Social es hora de que esta profesión desarrolle un cuerpo propio de conocimientos más allá de la batidora de disciplinas que puede aparentar esta carrera. Por supuesto que es lógico que nuestros conocimientos se nutran de la psicología, la pedagogía, el magisterio… pero creo que nosotros también podemos aportar mucho a éstas. Entiendo que la profesión nace en una vocación de intervención, de práctica, pero no comparto la idea de que sean otros profesionales los que diseñen y dirijan. » Estupenda reflexion!

  2. Leo la reflexión de David y lamento que tenga la sensación de que en la UNED se exija poco o nada. Creo que los que hemos estudiado y los que estudian tienen mucha materia interesante, la que exige el equipo docente y otra que viene en la biografía para ampliar conocimientos y ahondar en contenidos. Libre es cada uno de ser dueño de su propio conocimiento, de ampliar o de ir a pasar el examen. Supongo que David, no lo conozco, pero deduzco si está en la UNED y le va bien con esas notas, es porque es disciplinado, curioso, autodidacta y genera su propio autoaprendizaje y no digo que en la presencial no exista esto, pero sí que creo que en la UNED existen momentos más amplios de soledad y para estudiar ahí y para finalizar tienes que ser un auténtico autodidacta y digo esto porque tan sólo acaban las carreras el 13% de los que se matriculan frente a un índice mucho más elevado en la presencial.
    David tiene práxis que puede fundamentar con teoría y eso es muy bueno, le enriquece y le permite ser crítico desde la trinchera, pero que sepas que en todas las carreras pasan por lo mismo y me duele a título personal- sé que no es tu intención – quitarle valor a un título a una Universidad con tu sentimiento donde estudia y se sacrifica mucha gente que compagina su vida personal con trabajo robando ese tiempo maravilloso a la familia.
    Sirva de ejempo a mi amigo que es ingeniero – en la presencial- y me decía que cuando salió a su primer curro, un soldador de estructuras le corregía pues a veces en los planos ponía las vigas mal e igual le pasará al médico, al dentista, al maestro,… la profesión requiere de una buena teoría para llegar a una buena praxis. Cuando uno estudia se da cuenta de lo mucho que no sabes, nos pasa a todos/as.
    Creo que uno de los problemas de esta carrera es que siempre está y estará a remolque del equipo multidisciplinar(el TS o el Psico) y que tenemos un pasado «marcado» pues he visto cómo muchos equipos multidisciplanes no cuentan con el ES pues carece de formación pedagógica(habilitados con filología hispánica, ingeniería, fp o sin estudios) y lo triste es que es verdad. He visto como algunos habilitados – no todos por supuesto, los hay patas negras con los que iría al fin del mundo- hacen mal su labor y no se les puede corregir porque «van sobraos con mucha experiencia» y esto desanima al resto de equipos y hacen que muchas veces no se cuente con nuestra figura a la hora de programar. Mi reflexión es que hay que ser realistas, hacerse valer, hacerse ver, hacerse sentir, tenemos que reinventarnos para estar ahí y el día que lo hagamos seremos reconocidos profesionalmente, socialmente y económicamente.

  3. Que acabe la carrera, que curre de verdad durante años (no haciendo 4 horitas a la semana de voluntariado) y entonces hablamos.
    Sin acritud.

  4. Referente a las reflexiones de otros compañeros, me identifico y estoy de acuerdo con lo siguiente:
    Debemos de ser cautos con los comentarios, ya que algunas cosas nos perjudican mucho a los ES. Tal y como dice otro compañero; en todas las carreras pasa lo mismo se carece de experiencia cuando se finaliza, pero el ES, suele ser muy critico con la profesión y creo que esto no ayuda, tampoco ayudan otras cosas como: la habilitación (en algunos casos, no en todos), que hemos sido «cajón de sastre» y seguimos siendo, tan solo en la Ley de Mediación Familiar se nos ha incluido por primera vez (esta es otra realidad) y muchas más cosas……………. Pero no quiero extenderme demasiado, es por lo que, por favor, luchemos por objetivos básicos, es decir; que si somos titulados, que todos nuestros derechos sean iguales que los de los demás es decir; sueldo, funciones, reconocimiento, igualdad de oportunidades o no es cierto que cuando sale una plaza de ES se pueden presentar: psicólogos, trabajadores sociales, pedagogos, etc.. Pero alguien a visto alguna vez que el ES se pueda presentar a plazas de psicólogos, trabajadores sociales, pedagogos, etc.. NO SEÑORES/AS LOS EDUCADORES SOCIALES SOLO PODEMOS PRESENTARNOS A EDUCADOR SOCIAL Y COMPITIENDO CON OTROS, LO QUE NOS RESTA OPORTUNIDADES, ES POR LO QUE ANTES DECÍA LUCHEMOS POR CUESTIONES BÁSICAS…….. aquí lo dejo, pero hay mucho más……..

  5. Cuando comencé el trabajo al que me refiero en el post, una cuestión me pareció interesante reflexionar ¿ Es la educación Social una profesión aún en desarrollo? y si es así, ¿hacia donde va?
    El escaso contacto directo con profesionales de la educación social, a pesar de haber estado muy inmiscuido en proyectos de acción social y su inexistencia (creo) entre mis profesores, me hacia dudar sobre el actual desarrollo de la profesión, al menos en Alicante, donde vivo. Por supuesto mi conocimiento del sector no es suficiente como para afirmar una falta real de E.S. Se que existen; solo me preguntaba si quizá su presencia en Alicante era menor que en otras ciudades. El hecho de que el Grado no exista en ninguna de las universidades presenciales de la provincia es quizá un indicador importante del desarrollo de la profesión.
    Estoy de acuerdo en que la crítica, sobre todo entre compañeros (si me permitís), casi nunca es constructiva y pretendía más bien reflexionar sobre posibles alternativas y vías de desarrollo.
    Ojalá, pronto, tenga la oportunidad de trabajar como educador social aunque no soy muy consciente de las oportunidades reales de empleo que encontraré cuando llegue el momento. Hasta entonces disfruto de mi papel de voluntario. Una posición que me permite realizarme ( más de 4 horas a la semana, después de una larga jornada laboral en una fábrica de alumninio donde trabajo en turnos, mañana, tarde, noche; y ya van 8 años y contando), a la vez que disfruto enormemente con mis estudios y haciendo peripecias para encontrar tiempo para descansar y disfrutar con mi mujer.
    Me ha parecido muy interesante la aportación de Mª Adela al hablar de «cuestiones básicas». Y aquí dejo mis dudas:
    ¿Es consciente el colectivo de E.S de cuáles son esas cuestiones básicas?
    ¿Notais desde la profesión la acción de sindicatos y colegios oficiales de E.D. en defensa de vuestras expectativas?
    ¿Hacia donde va/ se desarrolla/ se expande la profesión?
    Gracias, pues como bien dice «UNED forever» en ocasiones estudiar en la Uned puede resultar muy solitario y vuestra oportación me es de gran estimulo.

  6. Referente a lo que comentas, David, creo que es cierto que existe la idea de que la enseñanza a distancia es “inferior” a la presencial, con esto quiero decir que parece que se exige menos.
    No creo que sea así, soy estudiante de Educación Social en la UOC, en su momento estudié psicología en la universidad presencial y actualmente me puedo comparar, por ejemplo, con mi hija que estudia presencialmente en la Universitat de Girona.
    A mis compañeros, les digo, medio en broma que mi hija vive muy bien. Ya sé que es más joven y su memoria es mucho mejor que la mía, pero lo que es cierto es que no tiene, ni mucho menos, la misma carga de trabajo que tengo yo.
    Otros compañeros han comentado que conocen estudiantes de Educación Social de la Universidad presencial y que no tienen tanto trabajo como nosotros. No olvidemos que cuando estudiamos virtualmente, todo, absolutamente todo nos lo tenemos que hacer nosotros. Si es cierto que contamos consultores, pero también lo es que son pocos los que realmente se involucran.

    Respecto a la poca presencia de Educadores Sociales en los diferentes ámbitos de trabajo en los que has estado, así como entre el profesorado del Grado de Educación Social, estoy de acuerdo contigo. Falta mucho camino por recorrer, mi poca experiencia me ha servido para darme cuenta de lo mismo, trabajos que deberían estar ocupados por educadores sociales, lo están por profesores, psicopedagogos, trabajadores sociales integradores sociales, etc.

    Esto es especialmente grave en lo que se refiere a los centros educativos.

  7. Haciendo referencia a la reflexión de David; es cierto que los conocimientos teóricos que sostienen la Educación Social deben basarse en la Pedagogía, la Psicología, entre otras disciplinas, aunque esto no conlleva que desde la propia Educación Social no se puedan aportar elementos significativos a estas disciplinas, tal y como él mismo comenta.

    En sentido, y a día de hoy, el trabajo que realiza el educador social sigue quedando en un segundo plano. David ha comentado que desde hace años ha participado en varios proyectos de diferentes ámbitos y que de manera general, son muy pocos los educadores sociales los que han estado o siguen estando implicados de manera directa en estos proyectos.
    Entonces, ¿por qué, a pesar de saber que la figura del educador social puede contribuir significativamente a mejorar la realidad de determinados colectivos sigue sin tenerse en consideración?
    ¿Por qué, des de la institución escolar por ejemplo, no se le otorga la importancia que tiene y en consecuencia no se le permite desarrollar un trabajo verdaderamente efectivo?

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__