Me comenta mi hermano Bidezabal antes de irse a Colombia, con estupor, que el estado del bienestar ha muerto. O cuanto menos, lo quieren sepultar sin darle un último responso. ...

Leer más